DEJANOS TU MENSAJE

Burguer King lanzó una promoción y generó amontonamientos de repartidores en el pico de contagios

El trabajo precario en contexto de pandemia se traduce en quedar expuestos a un amontonamiento de unos 150 repartidores por local que esperan en la vereda pedidos demorados a cambio de unos 100 pesos, mientras la policía les levanta actas por romper la cuarentena.

La empresa de comidas rápidas decidió sacar una promoción con rebajas del 50% que dura una semana. Como era de esperarse, se generaron cientos de pedidos a través de las aplicaciones de entrega a domicilio que, a su vez, se tradujeron en decenas de repartidores aglomerados en las puertas de los locales, obviando cualquier tipo de protocolo de seguridad para evitar contagiarse y contagiar en el contexto de una pandemia.

Como ocurría cuando no había pandemia, la «Stacker Week» con combos a mitad de precio, genera caos en los locales que se llenan de personas y que aceleran todos los procesos de producción de las comidas. Todo tiene que salir rápido y llegar rápido, pero si hay que respetar la distancia social y evitar los locales llenos, entonces todo se complica.

Las y los trabajadores de las apps esperaron los pedidos en la vereda, con la demora se amontonaron. Hay trabajadores con actas que les levantó la policía por romper la cuarentena. Las actas son personales, no van al local ni a la aplicación que son las empresas que organizan la situación.

InfoGremiales consultó con Damián, trabajador de Rappi y uno de los que denuncian esta grave situación: «Uno entiende que tanto las casas de comida rápida como las plataformas de aplicaciones están trabajando muchísimo por la cuarentena, pero están trabajando de una forma en la que no se tiene en cuenta la salud de los trabajadores. En el Burguer de Av. Pueyrredón se llegaron a juntar 100 personas, en el que está en Villa Urquiza otro tanto. Es una locura», relata.

Al consultarle si hubiera sido posible establecer un protocolo para contener la demanda de la promoción la respuesta apuntó a que la empresa ya sabía lo que iba a pasar: «Si un día normal ya es un caos, los que trabajan adentro de los locales no tienen un método, el personal es reducido porque no hacen ir a todos, con la promoción la cantidad de pedidos aumenta y encima no da abasto la plataforma«.

El planteo de la Red de Trabajadorxs Precarizadxs es que «tiene que haber un ritmo de producción consciente acorde al contexto de la cuarentena, tanto sea para las casas de comidas rápidas como para una fábrica de lo que sea. Hay que entender que no se pueden juntar más de 10 personas y este tipo de marketing genera aglomeraciones de 100, 150 personas dando vuelta toda la manzana», explicó.

Mientras tanto, los encargados, que también están expuestos al contagio, más la presión de que los pedidos tienen que salir «terminan maltratando a todo el mundo» y encima «la policía le pone actas a los trabajadores de las apps que se amontonan en la vereda, esperando durante horas un pedido por 100 pesos».

Trabajo precario en contexto de pandemia y con pico de contagios.

Gracias por calificar! Ahora puedes decirle al mundo como se siente a traves de los medios sociales.
Lo que acabo de ver es..
  • Raro
  • Asqueroso
  • Divertido
  • Interesante
  • Emotivo
  • Increible

DEJANOS TU COMENTARIO: